Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Jacques Lacan


Seminario 22 R.S.I - pág.24

Biblioteca | Jacques Lacan

Página 24 de 165

Es precisamente por eso que ustedes pueden encontrar, en la localización que hice en esa época de lo que es Angustia, Inhibición, Síntoma, que he de calado sobre tres planos (Cf. p. 17) para poder justamente demostrar lo que es, desde esa época, sensible, a saber que estos tres términos: inhibición, síntoma, angustia, son entre ellos tan heterogéneos como mis términos de Real, de Simbólico y de Imaginario, y que especialmente la angustia es eso: es lo que es evidente, es lo que del interior del cuerpo existe cuando hay algo que lo despierta, que lo atormenta. Vean al pequeño Hans cuando resulta que se vuelve sensible la asociación a un cuerpo, particularmente macho en este caso, definido como macho, la asociación a un cuerpo de un goce fálico. Si el pequeño Hans se precipita en la fobia, es evidentemente para dar cuerpo -lo he demostrado durante todo un año- para dar cuerpo al embarazo que tiene por ese falo y para el cual se inventa toda una serie de equivalencias diversamente piafantes bajo la fobia que se dice del caballo; el pequeño Hans en su angustia, principio de la fobia, principio de la fobia, y es en este sentido que es al volvérsela, a esta angustia, si se puede decir, pura, que se llega a hacerlo acomodarse con este fallo del cual, al fin de cuentas, como todos los que se encuentran llevando su carga, la que un día he calificado de bandolera(29), Y bien, es preciso que se acomode a

él, a saber que esté casado.... ¡con ese falo! Eso, es con lo cual el hombre no puede nada. La mujer que no existe, ella, puede soñar... con tener uno, ¡pero el hombre está afligido por él! lo tiene allí otra mujer que eso. Es lo que Freud ha dicho en todos los tonos -qué es lo que él dice al decir que la pulsión fálica no es la pulsión genital, sino más que esto, que la pulsíón genital en el hombre -es el caso decirlo- no es de ningún modo natural. No solamente no es natural, sino que si no estuviera ese diablo de Simbolismo(30) para empujarlo de atrás para que al fin de cuentas eyacule y que eso sirva para algo, hace mucho tiempo que ya no habría de esos parl´etres, de esos seres que no hablan simplemente para ser (á etre) sino que son por el ser (par l´etre(31)), ¡lo que es verdaderamente el colmo de la futilidad ! Bueno, son las dos menos cuarto.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-165  

 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
El seminario sobre La carta robada 1956
Seminario 5 Las formaciones del inconsciente
Seminario 6 El deseo y su interpretación
Seminario 7 Nuestro Programa
Seminario 9 La Identificación
Seminario 4 La relación de objeto
Seminario 13 El objeto del psicoanálisis
Seminario 10 La angustia
Seminario 8 La transferencia
Seminario 16 De un otro al otro
Seminario 3 Introducción a la cuestión de las psicosis
Seminario 2 Psicología y Metapsicología
Seminario 1 Los escritos técnicos de Freud
Seminario 14 La lógica del fantasma
Seminario 11 Los cuatro conceptos fund. del psicoanálisis




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com