Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Jacques Lacan


Seminario 20 Del Goce - pág.38

Biblioteca | Jacques Lacan

Página 38 de 126

Hay, sin embargo, otro efecto del lenguaje que es lo escrito. De lo escrito hemos visto muchas mutaciones desde que el lenguaje existe. Lo que se escribe es la letra, y la letra no siempre se fabricó de la misma manera. Al respecto, se hace historia, historia de la escritura y se devanan los sesos imaginando para qué diablos servirían las pictografías mayas o aztecas y, un poco más atrás, los guijarros de la Masía de Azil: ¿qué diablos serían esos dados tan raros?, ¿a qué se jugaba con ellos?.

Preguntas semejantes constituyen la función habitual de la Historia. Habría que decir: sobre todo no toquen la hache de hacha, inicial de la Historia. Sería una buena manera de retrotraer a la gente a la primera de las letras, la letra a la que me limito yo, la letra A -por cierto que la biblia sólo comienza en la letra B, dejó la letra A para que me encargara yo de ella. Hay mucho que aprender, no hurgando los guijarros de la Masía de Azil, y ni siquiera, como hacía yo antes para mi amable público, mi público de analistas, yendo a buscar la entalladura en la piedra para explicar el rasgo unario- eso estaba al alcance de sus entendederas- , sino mirando más de cerca lo que hacen los matemáticos con las letras, desde que, desdeñando cierto número de cosas, empezaron a percatarse, de manera fundada y bajo el nombre de teoría de conjuntos, que se podía abordar el Uno de un modo que no tenía por qué ser intuitivo, fusional, amoroso. No somos más que uno. Cada cual sabe, desde luego, que nunca ha ocurrido que dos no sean más que uno, pero en fin, no somos más que uno. De allí parte la idea del amor. Verdaderamente, es la manera más burda de dar a la relación sexual, a, ese término que manifiestamenteseescamotea,susignificado. El comienzo de la sabiduría ha de ser percatarse de que los caminos que desbrozó el viejo Freud se adentraban en eso. De allí partí yo, porque al fin y al cabo eso me conmovió. Por otra parte, podría conmover a cualquiera ¿no?, percatarse de que el amor, si es verdad que está relaciónado con el Uno, nunca saca a nadie de sí mismo. Si es eso, todo eso, y sólo eso lo que dijo Freud al introducir la función del amor narcisista, el problema es, todo el mundo lo siente, o ha sentido, el problema es cómo puede haber amor por un otro.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-126  

 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
El seminario sobre La carta robada 1956
Seminario 6 El deseo y su interpretación
Seminario 5 Las formaciones del inconsciente
Seminario 7 Nuestro Programa
Seminario 4 La relación de objeto
Seminario 9 La Identificación
Seminario 13 El objeto del psicoanálisis
Seminario 8 La transferencia
Seminario 10 La angustia
Seminario 2 Psicología y Metapsicología
Seminario 16 De un otro al otro
Seminario 3 Introducción a la cuestión de las psicosis
Seminario 1 Los escritos técnicos de Freud
Seminario 14 La lógica del fantasma
Seminario 11 Los cuatro conceptos fund. del psicoanálisis




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com