Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Jacques Lacan


Seminario 11 Los cuatro conceptos fund. del psicoanálisis - pág.22

Biblioteca | Jacques Lacan

Página 22 de 227

Diremos que Freud hubiera sido seguramente un admirable idealista sino se hubiera consagrado al otro, bajo la forma de la histérica, a propósito he decidido detener siempre, a las dos menos veinte, mi seminario. Como ven no he clausurado hoy lo que hay con respecto a la función del inconsciente.

conveniente que hubiera obtenido de él en primer lugar la precisión de cómo circunscribe el término ontología. No obstante, que no crea que he encontrado en absoluto inapropiada la pregunta. Incluso diré más. Venía particularmente como anillo al dedo, en el sentido que en esa hiancia se trata de una función ontológica, y a través de esa hiancia he creído conveniente introducir, como, si fuese lo más esencial, la función del inconsciente. La hiancia del inconsciente, podríamos llamarla pre-ontólógica. He insistido sobre esta carácterística demasiado olvidada, olvidada de un modo que no deja de tener significación -de la primera emergencia del inconsciente, que consiste en no prestarse a la ontología. Lo que, en efecto, se ha mostrado en primer lugar a Freud, los descubridores, a los que han dado los primeros pasos, a los que se muestra todavía a quien quiera que en el análisis acomode un tiempo su mirada a lo que pertenece propiamente al orden del inconsciente, es que no es ni ser, ni no ser es no-realizado. He evocado la función de los limbos, también hubiera podido hablar de lo que en las construcciónes de las Gnosis, se llaman seres intermediarios -silfos, gnomos, hasta formas más elevadas de esos mediadores ambigüos, además, no olvidemos que Freud, cuando empieza remover ese mundo, articuló ese verso, que parecía cargado de inquietantes aprehensiones, cuando lo pronunció, y cuya amenaza hay que señalar que está, después de setenta años de experiencia, completamente olvidada: Flectere si nequeo superos Acheronta movebo. Es de señalar que lo que se anunciaba como una abertura infernal haya sido una continuación tan notablemente esterilizada. Pero también es muy indicativo que lo que se anunciaba tan deliberadamente como apertura hacia un mundo inferior no se haya aliado en ninguna parte, salvo contadas excepciones, con todo lo que entonces exista -y aún existe, aunque menos que en la época del descubrimiento freudiano- ,en lo que a investigación metapsíquica respecta como la llamaban o en lo que respecta a prácticas espiritistas, espiritualistas, evocatorias, necrománticas como la psicología gótica de Myers, que se empeñaba en seguirle la pista a los hechos telepáticos Freud, desde luego, menciona de paso estos hechos y lo que su experiencia le aportó al respecto.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-227  

 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
El seminario sobre La carta robada 1956
Seminario 6 El deseo y su interpretación
Seminario 5 Las formaciones del inconsciente
Seminario 7 Nuestro Programa
Seminario 4 La relación de objeto
Seminario 9 La Identificación
Seminario 13 El objeto del psicoanálisis
Seminario 10 La angustia
Seminario 8 La transferencia
Seminario 2 Psicología y Metapsicología
Seminario 16 De un otro al otro
Seminario 3 Introducción a la cuestión de las psicosis
Seminario 1 Los escritos técnicos de Freud
Seminario 14 La lógica del fantasma
Seminario 11 Los cuatro conceptos fund. del psicoanálisis - pág.22




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com