Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Jacques Lacan


Seminario 9 La Identificación - pág.31

Biblioteca | Jacques Lacan

Página 31 de 380

Esto para moderar, o más exactamente para restablecer el sentido de la cuestión que planteo en lo que se refiere a las relaciones de la palabra con el lenguaje, está destinado a introducir lo que voy a tratar de despejar para ustedes en lo que concierne a lo que especifica a un lenguaje como tal; la lengua, como se dice, en la medida en que, si es privilegio del hombre, esto no es enseguida completamente claro, ¿por qué está allí confinada? Esto merece ser deletreado, es el caso de decirlo. Hablé de la lengua: por ejemplo, no es indiferente señalar -al menos para aquéllos que han oído hablar de Rousselot aquí por primera vez, es igualmente necesario que sepan al menos cómo están hechos los reflejos de Rousselot- me permito ver enseguida la importancia de esto, que ha estado ausente en mi explicación de hace un instante sobre mi perra, es que hablo de algo de faríngeo, glótico, y luego de algo que temblaba aquí y allá y que es entonces registrable en términos de presión, de tensión. Pero no he hablado de efectos de lengua: no hay nada que haga un chasquido, por ejemplo, y aún menos que haga una oclusión; hay vaivenes temblores, soplido, hay todo tipo de cosas que se aproximan pero no hay oclusión. No quiero hoy extenderme demasiado, lo que va a hacer retroceder las cosas en lo concerniente al 1; paciencia, hay que tomarse el tiempo de explicar las cosas. Si lo subrayo díganse bien que no es por placer, es porque encontramos allí -y no podremos hacerlo sino retroactivamente- el sentido. No es tal vez un pilar esencial de nuestra explicación, pero en todo caso tomará su sentido en un momento, ese tiempo de la oclusión; y los trazados de Rousselot que quizás ustedes habrán consultado por vuestra parte en el intervalo, lo que me permitirá abreviar mi explicación, serán tal vez allí particularmente hablantes. Para que imaginen bien desde ahora lo que puede ser esta solución, voy a darles un ejemplo: el fonólogo toca de un sólo paso -y no sin razón, ustedes lo van a ver- el fonema PA y el fonema AP, lo que le permite plantear los principios de la oposición de la implosión AP a la explosión PA y mostrarnos que la consonancia de P es, como en caso de vuestra hija, muda(6). El sentido de P está entre esta implosión y esta explosión.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-300   301-350   351-380  

 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
El seminario sobre La carta robada 1956
Seminario 5 Las formaciones del inconsciente
Seminario 6 El deseo y su interpretación
Seminario 7 Nuestro Programa
Seminario 9 La Identificación - pág.31
Seminario 4 La relación de objeto
Seminario 13 El objeto del psicoanálisis
Seminario 10 La angustia
Seminario 8 La transferencia
Seminario 16 De un otro al otro
Seminario 2 Psicología y Metapsicología
Seminario 3 Introducción a la cuestión de las psicosis
Seminario 1 Los escritos técnicos de Freud
Seminario 14 La lógica del fantasma
Seminario 11 Los cuatro conceptos fund. del psicoanálisis




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com