Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Jacques Lacan


Seminario 9 La Identificación - pág.24

Biblioteca | Jacques Lacan

Página 24 de 380

Lo que sucede inmediatamente, el paso del juego engañador, ¿qué es? Es el llamado a algo que para contrastarlo con las pruebas anteriores, a entender bien, no anulables, de la existencia de Dios, me permitiré oponer como el verissimum al entissimum. Para San Anselmo, Dios es el más ser de los seres. El Dios del que se trata aquí que hace entrar a Descartes en ese punto de su temática, es ese Dios que debe asegurar la verdad de todo lo que se articula como tal. Es lo verdadero de lo verdadero, el garante de que la verdad existe y tanto más garante como que esta verdad como tal podría ser otra, nos dice Descartes, si ese Dios lo quisiera, que podría ser, hablando con propiedad, el error. ¿Qué quiere decir? sino que nos encontramos ahí en todo lo que puede llamarse la batería de significantes confrontada a ese rasgo único, este Einziger Zug que conocemos ya, en la medida en que, en rigor, podría ser sustituido a todos los elementos de lo que constituye la cadena significante, soportar esta cadena por si sólo, y simplemente por ser siempre el mismo. Lo que encontramos en el límite de la experiencia cartesiana del sujeto evanescente como tal, es la necesidad de ese garante, del trazo de estructura más simple, del rasgo único, si me atrevo a decir, absolutamente despersonalizado, no sólo de todo contenido subjetivo sino aún de toda variación que supere este trazo único, de ese trazo que es uno, por ser el trazo único. La fundación del uno que constituye ese trazo, no está tomada en ninguna parte más que en su unicidad: como tal no se puede decir de él otra cosa sino que es lo que tiene en común todo significante de ser ante todo constituido como trazo, de tener ese trazo como soporte. ¿Podremos, en torno a esto, volver a encontrarnos en lo concreto de nuestra experiencia? Quiero decir lo que ustedes ven ya puntualizado, a saber la substitución en una función que le ha dado tantas dificultades al pensamiento filosófico, a saber esta vertiente casi necesariamente idealista que a toda articulación del sujeto en la tradición clásica, le sustituye esta función de idealización en tanto sobre ella reposa esta necesidad estructural que es la misma que ya he articulado ante ustedes bajo la forma del Ideal del Yo, en tanto es a partir de ese punto no mítico sino perfectamente concreto de identificación inaugural del sujeto al significante radical, no del uno plotiniano, sino del trazo único como tal, que toda la perspectiva del sujeto como no sabiendo puede desplegarse de una manera rigurosa.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-300   301-350   351-380  

 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
El seminario sobre La carta robada 1956
Seminario 5 Las formaciones del inconsciente
Seminario 6 El deseo y su interpretación
Seminario 7 Nuestro Programa
Seminario 9 La Identificación - pág.24
Seminario 4 La relación de objeto
Seminario 13 El objeto del psicoanálisis
Seminario 10 La angustia
Seminario 8 La transferencia
Seminario 16 De un otro al otro
Seminario 2 Psicología y Metapsicología
Seminario 3 Introducción a la cuestión de las psicosis
Seminario 1 Los escritos técnicos de Freud
Seminario 14 La lógica del fantasma
Seminario 11 Los cuatro conceptos fund. del psicoanálisis




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com