Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Jacques Lacan


Seminario 7 Nuestro Programa - pág.51

Biblioteca | Jacques Lacan

Página 51 de 470

Si alguna incitación al acto reflejo se produce, entonces se produce una decepción. El objeto real no está. Parece que tal experiencia ha conservado siempre para Freud una función de prototipo, ya que el sujeto busca siempre reproducirla, y que el deseo halla allí su modelo, su principio, buscando el proceso primario reproducirla inmediatamente por la vía de la identidad de percepción y el proceso secundario mediatamente, por la vía de una identidaddepensamiento. Pienso que Freud se refiere a esta experiencia en el texto sobre la denegación, cuando quiere poner en evidencia el carácter enteramente irreductible de esta satisfacción original y la función decisiva que conserva para la búsqueda ulterior de todos los objetos, cuando uno se entrega a la prueba de realidad, ya que los objetos en otro momento causa de satisfacción real, han sido perdidos. Este pasaje es frecuentemente citado. Es bastante enigmático, y se refiere a esta experiencia original de satisfacción, experiencia real, vivida, pero que tiene una función de mito en el desarrollo ulterior. Entonces, originalmente, esto es muy sorprendente, hay verdaderamente un sólo principio en juego, que es el principio del placer. Si bien, por otra parte, Freud no habla jamás del principio de realidad como complemento del principio del deseo sino solamente del índice de realidad. Y esto es importante, ya que marca justamente la prevalencia del principio del placer, prevalencia que no es jamás alcanzada, incluso las facilitaciones entre neuronas que permiten la retención de la cantidad, la constitución del sistema secundario, del sistema psy..., sirven a la función primaria. No permiten en ningún caso superarla, favorecen incluso el error alucinatorio. Es decir que esa especie de filtrado que es realizado por el sistema psy, no tiene siempre valor biológico. Repetida, la satisfacción efectiva, vivida de la experiencia de satisfacción, modela el deseo humano, conduce a la alucinación. Dicho de otra manera, para intentar ser más claro, el deseo ignora el principio mismo de su satisfacción efectiva. En su ley, en tanto deseo, no hace ningún tipo de diferencia entre la satisfacción alucinatoria y la satisfacción real. Y hay verdaderamente una variación última, y casi humorística, del hedonismo. Si es cierto que el organismo no puede querer más que su propio bien, en la perspectiva de Freud ese propio bien puede confundirse totalmente con su destrucción. El proceso primario permanece absolutamente prevalente. Me vino a la memoria una historia recientemente, que es el diálogo entre el escorpión y la rana.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-300   301-350   351-400   401-450   451-470  

 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
El seminario sobre La carta robada 1956
Seminario 5 Las formaciones del inconsciente
Seminario 6 El deseo y su interpretación
Seminario 7 Nuestro Programa - pág.51
Seminario 9 La Identificación
Seminario 4 La relación de objeto
Seminario 13 El objeto del psicoanálisis
Seminario 10 La angustia
Seminario 8 La transferencia
Seminario 3 Introducción a la cuestión de las psicosis
Seminario 2 Psicología y Metapsicología
Seminario 16 De un otro al otro
Seminario 1 Los escritos técnicos de Freud
Seminario 14 La lógica del fantasma
Seminario 11 Los cuatro conceptos fund. del psicoanálisis




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com