Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Jacques Lacan


Seminario 7 Nuestro Programa - pág.49

Biblioteca | Jacques Lacan

Página 49 de 470

Todo está allí. Tenemos verdaderamente allí el núcleo de lo que tiene de irreductible e inagotable la obra de Freud y también tal vez, el conocimiento de nuestra experiencia analítica, ya que no hemos encontrado medios de distinguir los dos. Pues si se tiene la preocupación, y nosotros la tenemos, de no utilizar indefinidamente los "conceptos analíticos", que pueden ser más o menos de ironía o de falta de respeto, o simplemente de una especie de suspensión del juicio siempre remitido al 800, e smenester que interroguemos tal texto. Que nos preguntemos buenamente qué pensamos de él hoy día. No estoy absolutamente en condiciones de responder a una pregunta tan franca. Al menos puedo proveer a partir de lo que ha dicho la última vez el Dr. Lacan, algunos elementos de una respuesta en función de mis sorpresas frente a la primera lectura del proyecto. Y preguntándonos primeramente qué rol juega la realidad, en esta primera construcción de Freud. Allí, es menester confesarlo, vamos a reencontrar una serie de afirmaciones que a mi criterio no pueden ser más sorprendentes. ¿Qué encontramos como postulado?: encontramos la idea de que todas las desdichas del organismo comienzan con los estímulos internos, es decir con las necesidades, es decir con la vida. Desde que el esquema puro y simple del acto reflejo no es válido, es decir, el esquema estímulo externo, respuesta, circuito estímulo externo, respuesta -y aún hablar de respuesta es mucho decir, pues el término implica siempre más o menos, adaptaciones... Hay simplemente en el esquema de Freud transmisión de una excitación a través de una vía, un lugar de pasaje que no tiene otra razón de ser que esta transmisión. Pienso que allí se hace referencia a la electricidad. Desde que se sale de ese esquema hay un trastorno del principio de inercia. Freud escribe: el organismo no está en condiciones de emplear la cantidad de excitaciones que recibe. Para huir de ellas, bajo la presión de las exigencias de la vida, el sistema neurónico se ve obligado a constituir reservas de cantidad. La pregunta que uno se plantea es ésta: ¿obligado por quién?. Existe apenas necesidad de subrayar la extrañeza del razonamiento y esta evocación de una suerte de finalismo que es tanto menos comprensible cuanto el organismo en su principio no parece absolutamente consagrado a la vida. La vida aparece aquí como un intruso que plantea al organismo, preguntas para las cuales no encuentra en su equipamiento, en su montaje, ningún medio de respuesta.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-300   301-350   351-400   401-450   451-470  

 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
El seminario sobre La carta robada 1956
Seminario 6 El deseo y su interpretación
Seminario 5 Las formaciones del inconsciente
Seminario 7 Nuestro Programa - pág.49
Seminario 4 La relación de objeto
Seminario 9 La Identificación
Seminario 13 El objeto del psicoanálisis
Seminario 10 La angustia
Seminario 8 La transferencia
Seminario 16 De un otro al otro
Seminario 2 Psicología y Metapsicología
Seminario 3 Introducción a la cuestión de las psicosis
Seminario 1 Los escritos técnicos de Freud
Seminario 14 La lógica del fantasma
Seminario 11 Los cuatro conceptos fund. del psicoanálisis




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com