Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Jacques Lacan


Seminario 7 Nuestro Programa - pág.40

Biblioteca | Jacques Lacan

Página 40 de 470

Seguramente eso no es después de todo una novedad. Podemos decir que todos los fabricantes de éticas han tenido que vérselas con el mismo problema. Pero justamente es por eso que es interesante, diría, hacer la historia, la genealogía, de la moral. No de la moral como se expresa Nietzsche, sino de la sucesión de las éticas, es decir de la reflexión teórica sobre la experiencia moral. Y uno se da cuenta en esta ocasión, primero de la significación central de los problemas tal como están planteados desde el origen, tal como son mantenidos con cierta constancia. ¿Por qué después de todo ha sido menester que siempre los éticos volvieran a ese problema enigmático de la relación del placer con la definición de lo que uno puede llamar el bien último, ese que orienta, dirige, la acción humana en tanto ésta es acción moral? ¿Por qué siempre volver al problema del placer?; ¿por qué esta suerte de exigencia interna que hace que el ético no pueda desprenderse del intento de concebir, de reducir las antinomias que se ligan a este término? Por una parte, del hecho de que ese placer aparezca en muchos casos como el término opuesto al esfuerzo moral en sí mismo, y que sin embargo, es menester que se encuentre, en suma, la última referencia, aquélla a la cual debe reducirse en último término ese bien que orientaría toda la acción humana. He aquí un ejemplo, y no es el único, de esta especie de nudo que se propone en la solución del problema. Entonces, es este primer punto el que debe instruirnos cuando reencontramos esas puntas de nudos alrededor del problema ético como tal. Es uno de los ejemplos que nos muestra la constancia con la cual el problema del conflicto se plantea en el interior de toda elaboración. Acá pues, diremos que Freud no llega sólo como uno de los elementos, uno de los

sucesores, en el problema de la ética. Y es aquí donde podemos intentar formular algo que es importante plantear: diremos que si es verdad que Freud nos aporta algo de un peso sin igual, que verdaderamente, en un punto con respecto al cual uno no ha tomado conciencia, cambia para nosotros los problemas de la oposición ética; ¿es en qué? Es en la medida, justamente, en que la ha articulado más profundamente que nadie -y ya he hecho alusión a algunas referencias que tendremos que tomar este año.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-300   301-350   351-400   401-450   451-470  

 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
El seminario sobre La carta robada 1956
Seminario 5 Las formaciones del inconsciente
Seminario 6 El deseo y su interpretación
Seminario 7 Nuestro Programa - pág.40
Seminario 9 La Identificación
Seminario 4 La relación de objeto
Seminario 13 El objeto del psicoanálisis
Seminario 10 La angustia
Seminario 8 La transferencia
Seminario 16 De un otro al otro
Seminario 2 Psicología y Metapsicología
Seminario 3 Introducción a la cuestión de las psicosis
Seminario 1 Los escritos técnicos de Freud
Seminario 14 La lógica del fantasma
Seminario 11 Los cuatro conceptos fund. del psicoanálisis




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com