Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Jacques Lacan


Seminario 3 Introducción a la cuestión de las psicosis - pág.40

Biblioteca | Jacques Lacan

Página 40 de 322

Es, precisamente, el S en el sentido en que lo entiende el análisis, pero un S más un punto de interrogación. ¿Cuál es esa parte, en el sujeto, que habla? El análisis dice: es el inconsciente. Naturalmente, para que la pregunta tenga sentido, es necesario haber admitido que el inconsciente es algo que habla en el sujeto, más allá del sujeto, e incluso cuando el sujeto no lo sabe, y que dice más de lo que supone. El análisis dice que en la psicosis eso es lo que habla. ¿Basta con esto? En absoluto, porque toda la cuestión es saber cómo eso habla, y cual es la estructura del

discurso paranoico. Freud nos proporciono al respecto una dialéctica realmente sorprendente. Descansa en el enunciado de una tendencia fundamental que podría tener que hacerse reconocer en una neurosis, a saber: yo (je) lo amo, y tú me amas. Hay tres modos de negar esto dice Freud. No se anda con vueltas, no nos dice por que el inconsciente de los psicóticos es tan buen gramático y tan mal filólogo; desde el punto de vista del filólogo efectivamente todo esto es harto sospechoso. No crean que esto es obvio en las gramáticas francesas de sexto grado; de acuerdo a las lenguas hay muchas maneras de decir yo (je) lo amo. Freud no se detuvo ante esto y dice que hay tres funciones, y tres tipos de delirios y eso funciona. El primer modo de negación es decir: no soy yo quien lo ama, es ella, mi consorte, mi doble. El segundo, es decir: no es a él a quien amo, es a ella. A este nivel la defensa no es suficiente para el sujeto paranoico, el disfraz es insuficiente, no alejó suficientemente el golpe, hace falta que intervenga la proyección. Tercera posibilidad: yo (je) no lo amo, lo odio. Aquí tampoco basta la inversión, eso al menos dice Freud; es necesario que intervenga también el mecanismo de proyección, a saber: él me odia. En este punto hemos llegado al delirio de persecución. La elevada síntesis que entraña esta construcción nos trae luces, pero ven que las preguntas siguen abiertas. La proyección debe intervenir como un mecanismo adicional cada vez que no se trata de borrar el yo (je). No es completamente inadmisible, aunque nos gustaría tener un suplemento de información. Por otra parte, es claro que el no (ne), la negación considerada en su forma más formal, en absoluto tiene, al ser aplicada a los diferentes términos el mismo valor.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-300   301-322  

 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
El seminario sobre La carta robada 1956
Seminario 5 Las formaciones del inconsciente
Seminario 6 El deseo y su interpretación
Seminario 7 Nuestro Programa
Seminario 9 La Identificación
Seminario 4 La relación de objeto
Seminario 13 El objeto del psicoanálisis
Seminario 10 La angustia
Seminario 8 La transferencia
Seminario 16 De un otro al otro
Seminario 3 Introducción a la cuestión de las psicosis - pág.40
Seminario 2 Psicología y Metapsicología
Seminario 1 Los escritos técnicos de Freud
Seminario 14 La lógica del fantasma
Seminario 11 Los cuatro conceptos fund. del psicoanálisis




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com