Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Jacques Lacan


Seminario 0 El mito individual del neurótico (El Hombre de las Ratas) - pág.11

Biblioteca | Jacques Lacan

Página 11 de 20

Vemos una especie de ambigüedad, de diplopía, una situación que hace que el elemento de la deuda se sitúe en alguna medida en dos planos a la vez, y justamente en la imposibilidad de unir ambos planos se desarrollará todo el drama del neurótico, como si fuera que al tratar de hacerlos coincidir uno con otro se produjese una especie de operación inestable, nunca satisfactoria, que no llegara jamás a anudarse en ciclo. Es lo que sucede en lo que sigue. ¿Qué ocurre cuando El Hombre de las Ratas se confía a Freud, al amigo que es Freud, pues sustituye muy directamente en las relaciones afectivas del sujeto a un amigo que cumplía ese papel de guía, de consejero, de protector, tutor, tranquilizante? El sujeto ya tenía en su vida alguien que cumplía esa misión amistosa a quien confiaba sus obsesiones, sus angustias y que le decía: "Tú nunca causaste el mal que crees haber hecho, no eres culpable, no te preocupes"; pero encontrará a Freud y le hará ocupar el lugar de ese amigo. Y entonces, surgen rápidamente fantasías agresivas, que de ninguna manera se vinculan solamente con la sustitución de Freud, así como la propia interpretación de Freud tiende constantemente a considerarla como sustitución del padre, sino que más bien se vincula con el hecho de que, así como en la fantasía, se lleva a cabo una sustitución del amigo por la mujer rica. Muy pronto, en efecto, el sujeto, en esa suerte de breve delirio que constituye, al menos en los sujetos profundamente neuróticos una verdadera fase pasional dentro de la misma experiencia analítica, comienza a imaginar que Freud desea nada menos que otorgarle su propia hija, que él se imagina fantasmáticamente poseedora de todos los bienes de la tierra con que sueña. Y se lo representa en la forma muy especial y carácterística de un personaje con anteojos de bosta. Tiene lugar la sustitución del personaje de Freud por alguien a la vez protector y maléfico, ambigüo, en una relación por otra parte narcisista con el sujeto, marcado por los anteojos. Es impactante. El mito y la fantasía se unen. La experiencia pasional, relaciónada con la vivencia real y actual, en el vínculo con el analista, señala el pasaje, el trampolín hacia la resolución de cierto número de problemas a través de esas identificaciones. He tomado un ejemplo particular,. Quisiera insistir en él pues es una realidad clínica y puede servir de orientación y de guía en la experiencia analítica, y constituye un esquema general en el neurótico, una situación de cuarteto, cuarteto que se renueva continuamente, pero que no existe en un mismo plano.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 >>>



 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com