Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Donald Winnicott


La integración del yo en el desarrollo del niño (1962)

Biblioteca | Donald Winnicott

Página 1 de 7


El término yo puede utilizarse para describir la parte de la personalidad humana en crecimiento que en condiciones adecuadas tiende a integrarse en una unidad. En el cuerpo de un infante anencefálico pueden producirse hechos funcionales e incluso localizaciones instintivas; esos hechos podrían denominarse experiencias de la función del ello si hubiera un cerebro. Podría decirse que, de haber habido un cerebro normal, se habría producido una organización de esas funciones, y a esa organización podría habérsele asignado el rótulo de "yo". Pero sin ningún aparato electrónico no puede haber ninguna experiencia, y por lo tanto ningún yo. Ahora bien, normalmente el funcionamiento del ello no se pierde; todos sus aspectos se reúnen y se convierten en experiencia del yo. De modo que no tiene sentido utilizar la palabra "ello" para designar fenómenos que no son abarcados, catalogados, experimentados y finalmente interpretados por el funcionamiento del yo. De modo que en las etapas muy tempranas del desarrollo del niño, el funcionamiento del yo debe considerarse un concepto inseparable del de la existencia del infante como persona. La vida instintiva que exista al margen del funcionamiento del yo puede ignorarse, porque el infante no es todavía una entidad que tenga experiencias. No hay ningún ello antes del yo. Sólo a partir de esta premisa se justifica el estudio del yo. Se verá que el yo se ofrece para su estudio mucho antes de que la palabra "self" tenga alguna pertinencia. La palabra self llega después de que el niño ha comenzado a utilizar el intelecto para mirar lo que los otros ven, sienten u oyen, y lo que conciben ante su propio cuerpo infantil (en este capítulo no estudiaremos el concepto de self). La primera pregunta sobre el denominado yo es la siguiente: ¿existe un yo desde el principio? La respuesta es que el principio está en el momento en que empieza el yo (1). Surge entonces la segunda pregunta: ¿es el yo fuerte o débil? La respuesta depende de la madre real y de su capacidad para satisfacer la dependencia absoluta del infante real al principio, antes de que separe el self de la madre. En mi terminología, la madre suficientemente buena es capaz de satisfacer las necesidades del infante al principio y de hacerlo tan bien que el infante, cuando emerge de la matriz de la relación infante-madre, puede tener una breve experiencia de omnipotencia. (Esta experiencia debe distinguirse de la omnipotencia, que es el nombre de una cierta calidad de sentimiento.


< Anterior |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 >>>



 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
The Piggle
El odio en la contratransferencia (1947)
Desarrollo emocional primitivo (1945)
El concepto de individuo sano 1967
La teoría de la relación entre progenitores-infante
De la dependencia a la independencia en el desarrollo del individuo
La capacidad para estar a solas - 1958
La integración del yo en el desarrollo del niño (1962)
La adolescencia (1960)
La observación de niños en una situación fija (1941)
Aspectos metapsicológicos y clínicos de la regresión dentro del marco psicoanalítico (1954)
Melanie Klein - sobre su concepto de envidia 1959
Preocupación maternal primaria 1956
Apetito y trastorno emocional (1936)
La mente y su relación con el psiquesoma (1949)




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com