Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Donald Winnicott


El desarrollo del sentido de lo correcto y lo incorrecto en el niño, 1962

Biblioteca | Donald Winnicott

Página 1 de 4


Charla radial emitida por la BBC el 11 de junio de 1962.

Algunos piensan que las ideas de lo correcto y lo incorrecto se desarrollan en el niño igual que el caminar y el hablar, aunque algunos piensan que hay que inculcárselas. Mi opinión es que hay lugar para algo intermedio entre estos dos extremos, hay lugar para la idea de que el sentido de lo bueno y de lo malo, como tantas otras cosas, le sobreviene naturalmente a cada bebé y niño, siempre que puedan darse por descontadas ciertas condiciones de cuidado ambiental. Estas condiciones esenciales no pueden describirse en pocas palabras, pero lo principal es esto: que el ambiente debe ser predecible y en un comienzo debe adaptarse en alto grado a las necesidades del bebé. La mayoría de los bebés y de los niños pequeños reciben, de hecho, estos elementos esenciales. Deseo señalar que la base de la moral es la experiencia fundamental del bebé en ser auténticamente él mismo, de seguir siendo; en caso de tener que reaccionar ante lo impredecible, este seguir siendo se interrumpe y se produce una interferencia en el desarrollo del ser propio, del self. Pero nos hemos remontado demasiado atrás para este comentario. Debo pasar a la fase siguiente del desarrollo. A medida que cada bebé empieza a reunir una vasta experiencia de seguir siendo a su buena manera, y de sentir que existe un self, un ser propio que puede ser independiente de la madre, los temores comienzan a dominar la escena. Estos temores son de naturaleza primitiva y se fundan en la expectativa que tiene el bebé de recibir burdas represalias. El bebé se excita, con impulsos o ideas agresivos o destructivos que se manifiestan en sus gritos y en sus deseos de morder, y de inmediato siente que el mundo está lleno de bocas que muerden y de dientes y garras hostiles, y de toda clase de amenazas. El mundo sería, pues, un lugar aterrador si no fuese por la función protectora general que cumple la madre, que oculta estos grandes temores correspondientes a la temprana experiencia del vivir del bebé. La mamá (y no me olvido aquí del padre) altera el carácter de los temores del niño siendo un ser humano. Gradualmente el bebé la reconoce como ser humano, y entonces en vez de un mundo de represalias mágicas, lo que obtiene es una madre que lo comprende y reacciona ante sus impulsos.


< Anterior |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 >>>



 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com