Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Donald Winnicott


El valor de la consulta terapéutica 1965 - pág.4

Biblioteca | Donald Winnicott

Página 4 de 7

Yo no sabía bien qué decirle, de modo que mencioné algo sobre el aprendizaje escolar y su costumbre de chuparse los dedos, que a veces se volvía molesta. De todas maneras, después de la entrevista con usted mencionó que no le había preguntado nada de eso. Parecía pensar que yo lo había engañado un poco... Cuando volvió a preguntar por qué no habíamos llevado a los otros hermanos a visitarlo a usted, le respondí que usted era un amigo y que pensamos que a él le iba a gustar conocerlo, y si lo llevamos sólo a él fue porque era nuestro varoncito mayor. Esta contestación lo dejó satisfecho. Esa mañana había manifestado mucha ansiedad por ir a verlo a usted directamente, sin perder tiempo en hacer compras primero, como le habíamos propuesto". Este niño hizo un uso significativo de la entrevista y salió "encantado", y hasta se puso celoso de sus padres cuando debieron venir a verme unas semanas más tarde. Es oportuno preparar a los padres de antemano, tal vez por teléfono, diciéndoles que probablemente lo mejor para el niño es que sea atendido él en primer lugar. Lo cierto es que quizás haya que dejar de lado a la madre o al padre en esta primera ocasión. El paciente tiene derecho a serlo, y si el progenitor no está dispuesto a cooperar con este esquema, uno deberá contemplar la posibilidad de que el enfermo sea el progenitor y no el niño. Si el paciente es el progenitor, entonces deberá atendérselo primero a él, en cuyo caso lo mejor es no hacer nada con el niño, para evitar despertar esperanzas que no pueden ser satisfechas luego. Es axiomático que si se proporciona un encuadre profesional correcto, el paciente, o sea el niño (o adulto) que sufre la desazón, traerá su desazón a la entrevista de un modo u otro. La motivación tiene determinantes muy profundos. Tal vez se manifieste desconfianza, o confianza exagerada, o bien se establezca pronto una relación confiable y al poco rato aparezcan las confidencias. Cualquier cosa puede suceder: lo significante es eso que sucede. Un niño de 8 años mantuvo conmigo una entrevista riquísima; trabajamos duro y pude brindarle ayuda sobre la base de los indicios que me ofreció. En la segunda entrevista no pasó nada en absoluto. Dejé que transcurriera la hora completa, y todo lo que dije fue esto: "No sé qué es lo que anda pasando, pero lo que sí sé es que tienes razón en controlarme.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 >>>



 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com