Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Diccionario Psicoanálisis


Sueño - pág.5

Biblioteca | Diccionario Psicoanálisis

Página 5 de 24

Así como, según W. Busch, el alma del poeta que padece un dolor de muelas «se encierra en el agujero estrecho del molar», el alma del durmiente extiende desmesuradamente su capacidad «diagnóstica» con respecto a los dolores que se inician, «a menudo experimentados antes y con más nitidez que en la vigilia», porque ve sobrevenir, «aumentadas hasta lo gigantesco», todas las sensaciones corporales. Esta amplificación, se lee también en el «Complemento», es de naturaleza hipocondríaca; permite el reconocimiento precoz de modificaciones corporales que en el estado de vigilia habrían seguido inadvertidas durante cierto tiempo. Algunas propiedades del sueño se comprenden entonces a partir del narcisismo del durmiente; no era esto lo que se decía en la primera edición de La interpretación de los sueños, en la que Freud se limitaba a tratar el dormir en términos negativos, como la condición de una disminución notable de la censura entre el preconsciente y el inconsciente (condición exterior, relacionada con el cierre del acceso a la motilidad). Este tratamiento negativo tenía otra consecuencia (una ventaja o un inconveniente, según se mire), que consistía en hacer coexistir, sin contradicción aparente, tres tipos de anhelos: 1) el de dormir; 2) el formado a partir de restos diurnos y de pensamientos latentes del preconsciente (pero muy distinto de unos y otros), y 3) la moción o mociones infantiles inconscientes a las que los anhelos precedentes ofrecen una posibilidad de expresión, de otro modo inexistente, a cambio del refuerzo pulsional decisivo que aquellos obtienen de ellas: ésta es la famosa colaboración del empresario y el capitalista, Pero en cuanto se adosa el deseo de dormir a una regresión al narcisismo primario, y el estado de dormir se interpreta como reingreso en el yo de todas las investiduras preconscientes e inconscientes, las energías atribuidas no obstante por la teoría a los restos de las excitaciones diurnas y sobre todo a las mociones inconscientes tienen que considerarse paradójicamente sustraídas a ese «narcisismo absoluto» que querría instaurar el durmiente. La posibilidad de soñar es entonces coextensiva a esta sustracción de investiduras, principalmente en beneficio de lo reprimido, fundamentalmente inaceptable para el reino del yo [je] incluso en el dormir. La realización de anhelo: «Accomplissenient de souhait», «realización de anhelo», es la traducción menos mala que se ha propuesto en francés para Wunscherfüllung. El Wunsch no es el deseo [decir], como lo observó Lacan en 1958, y «no evoca nada menos que la concupiscencia».


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 >>>



 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
Edipo Rey de Sófocles
Goce
Grafo
Graf Herbert (1903-1973) Caso "Juanito"
Edipo (complejo de) 2
Huella mnémica
Narcisismo 3
Acting-out
Perversión 3
Histeria
Neurosis y psicosis
Parafrenia
Metáfora paterna
Fantasma
Complejo de castración




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com