Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Diccionario Psicoanálisis


Perversión 3 - pág.7

Biblioteca | Diccionario Psicoanálisis

Página 7 de 14

De hecho, toda la dinámica edípica se despliega en torno a la asunción de esta diferencia bajo la égida de la función paterna como instancia mediadora del deseo. La función paterna sólo es operatoria si cumple con la condición de estar investida como instancia simbólica. Por lo tanto, no supone sólo un padre en tanto que está presente, sino sobre todo un padre promovido a la dimensión de padre simbólico. De allí la necesidad de distinguir claramente la trilogía introducida por Lacan: padre real, padre imaginario, padre simbólico (cf. Las psicosis, Seminario III, 1955-1956; Les formations de l’Inconscient, sesiones del 15 y 22 de enero de 1958, inédito; la transferencia, Seminario VIII, 1960-1961; El reverso del psicoanálisis, Seminario XVII, 1969, 1970; J. Dor, Le Père et sa fonction en psychanalyse). En efecto, abordar la cuestión del padre en el complejo de Edipo exige que se pueda en todos los casos identificar la problemática del deseo del niño, según cuál sea, entre estas tres figuras, aquella con respecto a la cual esa problemática se moviliza. El padre nunca interviene en la dinámica edípica en el registro de la realidad -con su presencia hic et nunc- Por el contrario, es con la figura del padre imaginario, es decir, tal como el niño está en condiciones de representárselo psíquicamente en la economía de su deseo y según el discurso materno sobre él -que es lugar y polo de las proyecciones significantes de la madre y las proyecciones personales del niño-, que el padre irrumpe como elemento perturbador, capaz de hacer vacilar la seguridad de la identificación fálica del niño. Esto basta ya para inscribir el espacio edípico fuera del campo de la realidad, e inscribir también la trayectoria obligada que el niño sigue allí en cuanto a la diferencia de los sexos, en un plano esencialmente imaginario, antes de que sea sancionada por la simbolización de la castración y de la ley. Ésta es otra manera de decir que en el complejo de Edipo sólo el padre imaginario y el padre simbólico tienen consistencia, en la medida en que los hacen presentes los resortes de una exigencia significante que de tal modo pone al niño ante el valor estructurante de la función paterna. El discurso materno es entonces soporte de una misión esencial: insiste en designar al padre como instancia tercera mediadora del deseo del Otro (Las formaciones del inconsciente, seminario del 22 de enero de 1958).


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 >>>



 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
Edipo Rey de Sófocles
Graf Herbert (1903-1973) Caso "Juanito"
Goce
Edipo (complejo de) 2
Grafo
Narcisismo 3
Huella mnémica
Perversión 3 - pág.7
Acting-out
Neurosis y psicosis
Histeria
Parafrenia
Fantasma
Metáfora paterna
Masoquismo




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com