Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Diccionario Psicoanálisis


Neurosis obsesiva 4

Biblioteca | Diccionario Psicoanálisis

Página 1 de 4

Alemán: Zwangsneurose. Francés: Névrose obsessionnelle. Inglés: Obsessional neurosis. Forma principal de neurosis identificada por Sigmund Freud en 1894, la neurosis obsesiva (o neurosis de coacción) es, junto con la histeria, la segunda gran enfermedad neurótica de la clase de las neurosis, según la doctrina psicoanalítica. Tiene por origen un conflicto psíquico infantil, y una etiología sexual caracterizada por una fijación de la libido en el estadio anal. En el plano clínico, se pone de manifiesto por ritos conjuratorios de tipo religioso, síntomas obsesivos y por permanente rumiación mental, en la que intervienen dudas y escrúpulos que inhiben el pensamiento y la acción. El alienista francés Jules Falret (1824-1902) introdujo el término obsesión para designar el fenómeno de influencia en virtud del cual el sujeto es asediado por ideas patológicas, por una falta que lo acosa y obsesiona al punto de hacer de él un muerto vivo. El término fue más tarde traducido al alemán por Richard von Krafft-Ebing, quien escogió para ello la palabra Zwang, la cual remite a una idea de coacción y compulsión: el sujeto se obliga a actuar y pensar contra su voluntad. Pero le correspondió a Freud el mérito de haberle dado por primera vez un contenido teórico a la antigua clínica de las obsesiones, no sólo ubicando la enfermedad en el registro de la neurosis, sino haciendo de ella, frente a la histeria, la segunda gran componente de la estructura neurótica humana. Mientras que la histeria era conocida desde la Antigüedad, la obsesión apareció tardíamente en la clínica de las enfermedades nerviosas. Sin embargo, las dos entidades tuvieron que ver con la historia de la religión en Occidente. En efecto, ambas están emparentadas con los antiguos fenómenos de posesión y con la división entre el alma y el cuerpo. En el caso de la histeria, la posesión es más bien sonambúlica, pasiva, inconsciente y "femenina": es el diablo quien se apropia de un cuerpo de mujer para torturarlo. En la obsesión, por el contrario, es activa y "masculina": el propio sujeto es torturado interiormente por una fuerza diabólica, mientras permanece lúcido acerca de su estado. Por una parte la mujer, asemejada a una bruja, es culpable a través de un cuerpo diabólico ofrecido a la lujuria; por la otra, el hombre es invadido por una mancha moral que lo obliga a convertirse en su propio inquisidor. La histeria es un arte "femenino" de seducción y conversión; la obsesión, un rito "masculino" comparable a una religión.


< Anterior |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 >>>



 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
Edipo Rey de Sófocles
Goce
Edipo (complejo de) 2
Graf Herbert (1903-1973) Caso "Juanito"
Huella mnémica
Grafo
Fálica (mujer o madre)
Perversión 3
Narcisismo 3
Acting-out
Repetición (compulsión de)
Angustia 2
Parafrenia
Histeria
Fantasma




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com