Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Diccionario Psicoanálisis


Neurosis obsesiva 2 - pág.7

Biblioteca | Diccionario Psicoanálisis

Página 7 de 13

Esta semejanza entre las acciones compulsivas y las prácticas religiosas lleva a Freud -como se sabe- a formular su famosa tesis de la «concordancia esencial» de estos dos tipos de conducta, y a «concebir la neurosis obsesiva como el correlato patológico de la formación religiosa, a caracterizar la neurosis como una religiosidad individual y la religión como una neurosis obsesiva universal». Del erotismo anal al tabú del tocar El texto titulado «Carácter y erotismo anal», fechado en el mismo año en que se completaba el análisis del Hombre de las Ratas, 1908, aporta nuevos elementos que se pueden considerar ingredientes decisivos de ese caso ejemplar. Freud no aborda allí expresamente la neurosis obsesiva, que sólo menciona una vez como tal, sino tres rasgos de carácter (el amor al orden, la preocupación por el ahorro y la terquedad) que forman un «complejo» en el que cada uno está emparentado con los otros dos y en los que es fácil reconocer propiedades de la mencionada neurosis. En el gusto por el orden, relacionado en particular con el aseo corporal, se encuentra «la escrupulosidad en el cumplimiento de pequeños deberes» característica del obsesivo, y de la que se dice que va de la mano con la necesidad de sentirse «digno de confianza». Los otros dos rasgos -el carácter ahorrativo, que puede llegar a la avaricia, y la terquedad, que a menudo se inclina al desafío, la iracundia y la reivindicación- «están ligados entre sí con más fuerza» y forman «la parte más constante del complejo», como si indicaran con una especial claridad el vínculo riguroso que el autor de los Tres ensayos de teoría sexual quiere establecer aquí entre esta tríada completa y la extinción del antiguo erotismo anal. Sentido del orden, espíritu ahorrativo y terquedad, en efecto, sólo serían las huellas de la muy enérgica acentuación erógena de la zona anal que marca la constitución sexual de ciertos sujetos. Éstos «parecen haber sido esos niños que se niegan a vaciar su intestino cuando se los sienta en la bacinilla, porque obtienen una ganancia suplementaria del placer de la defecación». Por otra parte, a menudo confiesan haber «incluso encontrado agrado en retener sus heces a una edad más avanzada, y recuerdan todo tipo de cosas inconvenientes realizadas con el excremento expulsado». A la luz de las observaciones aportadas por los Tres ensayos sobre el montaje complejo de las pulsiones parciales, y acerca del hecho de que sólo una parte de ellas sirve a la vida sexual -mientras que, por sublimación, las otras son desviadas hacia otras metas diversas-, se puede decir que, entre el final del quinto año de vida y el inicio de la pubertad, estas personas ordenadas, ahorrativas y tercas, mediante «formaciones reactivas, anticuerpos como la vergüenza, la repugnancia y la moral», han trabajado para hacer fracasar las excitaciones que en el pasado les llegaban de esa zona erógena privilegiada.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 >>>



 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
Edipo Rey de Sófocles
Graf Herbert (1903-1973) Caso "Juanito"
Goce
Edipo (complejo de) 2
Grafo
Huella mnémica
Narcisismo 3
Perversión 3
Acting-out
Neurosis y psicosis
Histeria
Parafrenia
Fantasma
Metáfora paterna
Masoquismo




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com