Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Diccionario Psicoanálisis


Falo 3

Biblioteca | Diccionario Psicoanálisis

Página 1 de 8

Si la teoría psicoanalítica no formuló antes de 1923 la «primacía del falo» como corolario de la castración, la aparición del símbolo fálico en la prehistoria del pensamiento freudiano atestigua ya su presencia, en dependencia de la tradición antigua, En efecto, en 1880 el tío político de Freud, Jakob Bernays, al reconstruir la parte perdida de la Poética de Aristóteles acerca del tema de la catarsis, exhumó algunos textos cuya influencia sobre el desarrollo de la cura catártica no ofrece dudas. Restituyamos sobre todo a esta perspectiva la interpretación de Jámblico, que Bernays no deja de subrayar, acerca de la aparición, en los misterios, de la referencia fálica. «Ésta será nuestra justificación genérica del culto sin mácula: vincula íntimamente los otros seres a aquellos que valen más que nosotros, y se dirige puro a los puros, exento de pasión a los seres exentos de pasión. Para entrar en detalles, decimos que la erección de imágenes fálicas es un símbolo del poder generador, que creemos, es llamado a fecundar el mundo; por ello la mayor parte de estas imágenes se consagran en primavera, precisamente cuando el conjunto del universo recibe de los dioses la generación de todo lo creado. Y, a mi juicio, las "palabras obscenas" tienen la función de expresar la carencia de belleza que marca la materia y la indecencia anterior de lo que va a ser puesto en orden; estos seres, que tienen necesidad de ser ordenados, aspiran a ello tanto más cuanto más condenan su propia inconveniencia. De nuevo persiguen entonces las causas de las formas ideales y de lo bello cuando enseñan lo obsceno por la expresión de obscenidades; descartan la práctica de estas últimas, pero las hacen conocer por el discurso, e invierten sus deseos en sentido contrario.» La concepción del simbolismo y su función desarrollada en estas líneas nos lleva directamente al análisis de la catarsis, extensamente comentada por Bernays. Este tema, continúa Jámblico después de haber evocado el «culto sin mácula» con el ejemplo de la representación fálica, este tema supone un razonamiento del mismo tipo. Cuando la potencia de las pasiones humanas que hay en nosotros es contenida por todas partes, ellas se vuelven más fuertes; en cambio, si se las ejerce en una actividad breve y dentro de ciertos límites, gozan moderadamente y se satisfacen, después de lo cual, purificadas, se apaciguan por persuasión y sin violencia. Por ello, al contemplar en la comedia y la tragedia las pasiones del prójimo, estabilizamos las nuestras, las moderamos y las purificamos, y en el curso de los ritos, por la visión y la audición de obscenidades nos liberamos del mal que nos causarían si las practicáramos.


< Anterior |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 >>>



 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com