Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Diccionario Psicoanálisis


Edipo Rey de Sófocles - pág.9

Biblioteca | Diccionario Psicoanálisis

Página 9 de 37

Edipo: ¡Si has de ser sinvergüenza, para poner en movimiento palabras como éstas: y luego, ¿qué escapatoria piensas tener? Tiresias: La tengo ya: la fuerza de la verdad que en mí vive. Edipo: ¿Sí? Y ¿quién te la ha enseñado? No es cosa de tu oficio. Tiresias: Tú mismo, que me forzaste a hablar contra mi voluntad. Edipo: ¿Y qué dijiste? Dilo de nuevo para que mejor lo sepa. Tiresias: ¿No te enteraste antes? ¿Estás tentándome para hacerme hablar? Edipo: No tanto que pueda decir que lo he entendido. Dilo otra vez. Tiresias: Digo que el asesino que buscas, el del rey, eres tú. Edipo: Estos horrores no los dirás dos veces con la misma alegría. Tiresias: ¿Puedo añadir a lo ya dicho algo, para irritarte más? Edipo: Cuanto te plazca, que todo lo que digas será en vano. Tiresias: Pues digo que, sin tú saberlo, vives en vergonzoso trato con los que más amas, y que no te das cuenta del grado de miseria a que has llegado. Edipo: Pero, ¿tú crees que podrás hablar siempre en este tono, tan contento? Tiresias: Sí, al menos si la verdad tiene alguna fuerza. Edipo: La tiene, excepto para ti; y para ti no tiene porque tú eres ciego, de ojos y también de oído y de cabeza. Tiresias: ¡Ay, pobre, y que des en insultarme con las palabras con las que no habrá nadie, dentro de poco, que no te insulte a ti! Edipo: Te alimentas sólo de noche, de forma que no puedes hacernos daño ni a mí ni a nadie que vea la luz. Tiresias: En fin, no es mi destino que caigas por mí; ya basta con Apolo que se preocupa de ello. Edipo: Y estos descubrimientos, ¿son de Creonte o de quién? Tiresias: No, no es Creonte, sino tú mismo, tu ruina. Edipo: ¡Oh, riqueza y gobierno! ¡Oh, arte que todas las artes sobrepasa en ese cúmulo de rivalidades que es la vida! Cuán grande es la envidia que guardáis vosotros, si por este gobierno que la ciudad me puso en las manos, regalado, sin yo pedirlo: si por él Creonte, desde el principio mi amigo de confianza, viene a mí ocultamente y con deseo de herirme sobornando a un mago como éste, urdidor de intrigas, charlatán insidioso que sólo tiene ojos para las ganancias, pero que es ciego para su arte. (A Tiresias.) Sí, porque, si no, dime: ¿cuándo fuiste tú un cabal adivino? ¿Cómo no dijiste a los ciudadanos, cuando estaba aquí, con sus canciones, la perra(9), de qué forma se librarían de ella? Y sin embargo, el enigma no era como para que lo descifrara el primero que llegase, sino que necesitaba de adivinación, arte del que tú demostraste no saber nada, ni de los pájaros ni de ningún dios.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 >>>



 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección
Edipo Rey de Sófocles - pág.9
Goce
Edipo (complejo de) 2
Graf Herbert (1903-1973) Caso "Juanito"
Perversión 3
Narcisismo 3
Huella mnémica
Grafo
Acting-out
Fálica (mujer o madre)
Repetición (compulsión de)
Histeria
Parafrenia
Angustia 2
Fantasma




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com