Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Diccionario Psicoanálisis


Canadá

Biblioteca | Diccionario Psicoanálisis

Página 1 de 8

En este inmenso territorio, sucesivamente colonizado por Francia, Inglaterra y los Estados Unidos, constituido en federación a partir de 1867, y profundamente marcado por la religión católica y las diversas ramas de la Iglesia Reformada (presbiterianos, luteranos, baptistas, metodistas), el psicoanálisis nunca se implantó tan bien como en otros países del continente americano. Cuando Ernest Jones dejó Gran Bretaña a principios de siglo, para instalarse en Toronto, Provincia de Ontario, con la esperanza de desarrollar allí el freudismo, sólo recogió fracasos. En una carta a Sigmund Freud del 10 de diciembre de 1908 le hizo una descripción pavorosa de la atmósfera que reinaba en esa ciudad acosada por un conservadurismo estrecho. Jones viajó a Canadá por invitación de Charles Kirk Clarke, ex alumno de Emil Kraepelin. Allí dirigió el primer consultorio externo de psiquiatría en el que se introdujo la práctica del psicoanálisis. Dos corrientes dividían entonces a los representantes de la medicina psíquica: la primera, de inspiración neurológica, y la segunda, de orientación psiquiátrica. Frente a Clarke, alienista, especialista en tratamiento de la psicosis, partidario de la nosografía alemana y favorable a la autonomía de la psiquiatría, Donald Campbell Meyers, ex alumno de Jean Martin Charcot y clínico de las neurosis, propugnaba la integración de la medicina mental en el hospital general. Era criticado por Edward Ryan, quien había creado una comisión gubernamental para transformar los asilos en hospitales. Después de haber perdido la batalla, Meyers abrió una clínica privada. Durante toda su estada, Jones permaneció activo. Viajó a los Estados Unidos, organizó congresos y encuentros, y en 1911 fundó, con Gerald Stinson Glassco, la American Psychoanalytic Association (APsaA). No obstante, pronto tuvo que enfrentar una temible campaña orquestada por una de las ligas puritanas del Nuevo Mundo, que asimilaban el freudismo a un demonio sexual, y el psicoanálisis a una práctica de disolución y libertinaje. En febrero de 1911, en una carta a Freud y otra a James Jackson Putnam, refirió los rumores extravagantes difundidos sobre él. Convertido en un verdadero chivo emisario, se lo acusaba de todo tipo de crímenes imaginarios: se decía que incitaba a los jóvenes a masturbarse, que tenía alrededor suyo tarjetas postales obscenas o que enviaba a los adolescentes de buena familia a los prostíbulos... Muy pronto, con el apoyo de Sir Robert Alexander Falconer (1867-1943), ministro de la Iglesia Presbiteriana y presidente de la Universidad de Toronto, fue acusado judicialmente por la célebre Emma Leila Gordon (1859-1949), primera mujer médica de Canadá y miembro de la muy puritana Women´s Christian Temperance Union.


< Anterior |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 >>>



 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com