Donald Winnicott  Jacques Lacan  Melanie Klein  Sigmund Freud

Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis | Contacto


Diccionario Psicoanálisis


Actividad - pasividad 2

Biblioteca | Diccionario Psicoanálisis

Página 1 de 2

Al identificar los traumas infantiles como fuente de neurosis, Freud los atribuye primero a los abusos sexuales perpetrados por adultos o niños de más edad, y sufridos pasivamente, así como a las acciones sexuales de carácter agresivo seguidas de reproches. De modo que lo primero sería una escena de «seducción», incluso si ella sólo tiene efecto a posterior . o obstante, desde 1897, Freud relativiza esa concepción, porque no toma en cuenta como es debido la dimensión fantasmática. En adelante pondrá más bien el acento en la actividad sexual infantil y en las «teorías» que acompañan a las observaciones e investigaciones sexuales de niño, lo cual permite tener en cuenta su basamento pulsional. En una nota añadida en 1915 a los Tres ensayos de teoría sexual, Freud dice que «la pulsión es siempre activa, incluso cuando se ha fijado una meta pasiva». El mismo año, en «Pulsiones y destino de pulsión», explora las modalidades de transformación de una forma activa de satisfacción y su inversión en meta pasiva. De tal modo, el pasaje de «mirar» a «ser mirado» o de «atormentar» a «ser atormentado» puede corresponder, en el idioma de las perversiones, a la inversión del voyeurismo en exhibicionismo o del sadismo en masoquismo. Actividad y pasividad están constituidas en pares de opuestos, y se entiende que, al principio, «el yo-sujeto es pasivo ante las excitaciones exteriores, y activo por el hecho de sus propias pulsiones». Pero, como el sujeto puede hacerse objeto, la pulsión es también articulable, según lo propuso Lacan en 1964, en los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis, en términos tales como «hacerse ver» o «hacerse pegar», lo que subraya la actividad que hay en juego incluso en la versión pasiva. La suerte de una moción pulsional depende entonces de las ubicaciones respectivas del sujeto y el objeto. Es así como, cuando la actividad es atribuida al Otro, a una instancia separada o a una persona exterior, el sujeto puede encontrarse reducido al yo-objeto. O, aún más, la posición del objeto determina que una pulsión de destrucción tome la forma de pulsión de muerte vuelta contra la propia persona, o de pulsión de dominio y agresión derivada hacia el exterior. Finalmente, el juego infantil le muestra a Freud que «una impresión que el niño experimenta pasivamente hace nacer en él la tendencia a una reacción activa». «Sobre la sexualidad femenina» (1931); la repetición con inversión de la pasividad en actividad constituye también una búsqueda de lo nuevo.


< Anterior |  Siguiente >

<<< 1 2 >>>



 Busca en este sitio
 Menú
Principal
Agregar Favorito
Biblioteca
Dic. Psicoanálisis


En esta sección




Principal | Biblioteca | Dic. Psicoanálisis

Dicc.Psicoanálisis: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - Y - Z


Copyright ©2008 Nuevarena.com